Estuve junto a Don Quijote y pude oír 

su último estertor que pedía locura y vida.

Por la tristeza y la ignorancia fui asesinado 

junto a Federico escribiendo esta elegía.

Las balas que mataron a Guevara

van matando diariamente lo peor de mí.

Luché en Malvinas porque he sentido

la tierra tapándome el cuerpo cada II de abril.

He muerto tantas veces como han muerto los que quiero.

Puede que la vida sea vivir con ellos mirando lo que vieron.

La voluntad de la esperanza

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s