“Una sociedad será más exitosa, si en lugar de sólo castigar al hombre que contraria sus leyes, premiara al que se excediera en sus obligaciones. En el modelo de castigos bastará con mantenerse dentro de la ley, corriendo el riesgo de la mediocridad; en el caso de premios alentará conductas extraordinarias, incentivando así a la excelencia”.

(Fragmento de Gloria)

“Si bien es cierto que el amor es incorpóreo el cuerpo puede dar y recibir amor, pues qué diríamos de los abrazos, de las caricias y de ese beso lleno de rubor”.

Albanta

“Las alas del agua vuelan por los ríos de Albanta”. 

Pablo Aute

Yo sé que allí
Allí, donde tú dices
Vuelan las alas del agua
Como gaviotas de escamas
Y el mar no es el mar
Sino el sueño que acaso te soñó
En Albanta

Yo sé que allí
Allí, donde tú dices
La Luna tiene mil caras
Y las estrellas son almas
Y el Sol no es el Sol
Sino blanco que fue el primer color
En Albanta

Que aquí
Tú ya lo ves
Es Albanta al revés…

Yo sé que allí
Allí, donde tú dices
Las ciencias no son exactas
Porque se terna la infancia
Y fin no es el fin
Porque el tiempo jamás lleva reloj
En Albanta

Yo sé que allí
Allí, donde tú dices
No existen hombres que mandan
Porque no existen fantasmas
Y el rey es un rey
Sin corona ni patria ni nación
En Albanta

Que aquí, tú ya lo ves
Es Albanta al revés…

Luis Eduardo Aute

Rey de AlbantaReino de Albanta

“I believe in one thing — that only a life lived for others is a life worth living.”

Albert Einstein

Acuchulados

Vente,
Por la ruta que navegan las cigüeñas
Con el fruto de ternura donde hablan
Para avivar aquello necesario que me falta
Que nos confirme ser ejemplo que se aman. 

Vente,
Con la risa que confunde extensiones de los aros
Y la huella de tus manos que mis ojos ven cerrados
Que yo estaré esperando en la cosecha de mi vida
Tenerte acuchulada en tierra con tus aires ya soñados. 

Vente,
Para reconocerme que soy quizá algo bueno de lo loco
Comprobando no es casual esa rareza que me quieres
Por haberte esperado igual de impaciente tan y solo
De poder ser tu refugio al seguir tus alas cuando eleven.