Puerto de Dover

Sobre rieles recorrí el sur de Inglaterra. Paseé por ese verde intenso atravesando infinidad de pequeños pueblos. A medida que me alejaba más de London y las casas se mostraban más humildes imaginé que muchas familias de esos lugares años atrás vieron partir orgullosas a sus hijos que viajaban al Atlántico Sur a recuperar el patrimonio imperialista. Estaba seguro que habría muchas madres que aún no han encontrado el significado por el cual algunos de sus hijos nunca regresaron.

Después de unas horas de viaje el tren llegó hasta este puerto desde donde puedo embarcarme con destino a Francia. Dover mantiene el frío gobernante de la isla pero la gente se muestra más cálida. 

LA VIDA ES POESÍA

El sueño de la pesadilla

Por estos días sufro pesadillas de estar allá y que sí me matan o de revivir la impotencia. Por estos días las pesadillas son el estar aquí y no vivir según mis potencias. 

         Un día todo podrá ser diferente. Pero no dependerá de los gobiernos. Realmente no pretendo que de la noche a la mañana en mi país aparezca un presidente que nos salve o que nos guíe. Tampoco pretendo que súbitamente los gobiernos europeos se muestren sensibles para con sus hijos o nietos. Tampoco pretendo aceptar una derrota o darles a ellos alguna cínica victoria.

         Aún poseo sueños y el irrefrenable impulso de escribir. Creo en la gente común y en el esfuerzo colectivo. Porque todo puede transformarse cuando la intención o la causa es apasionadamente verdadera.

         El pueblo argentino debe reaccionar y dejarse de engañar. Acudir a la historia de la nación para reencontrarse con los ejemplos valederos de hombres y gestas que no reconocieron limitación alguna, sorprendiendo al mundo por su pureza en el heroísmo. 

         El pueblo europeo debe reaccionar y alejarse del egoísmo e imprudencia. Hubo un tiempo, no muy lejano, en que la guerra y la miseria los golpearon fuertemente. Miles huyeron sólo con lágrimas y esperanza y allá en Latinoamérica se los recibió con los brazos abiertos. ¿Qué permiso de trabajo se les exigió cuando presentaron los documentos de la angustia? Que no sólo se les dio una bienvenida, ¡sino que también se les envió ayuda a los que se quedaron reconstruyendo Europa! Pero hoy, esa misma Europa enriquecida rechaza a los que deben regresar porque han vuelto a cambiar las circunstancias. Son los hijos de su sangre y de su historia. Menos que ayudar, siguen enviando algunas carabelas modernas de ultraje comercial. En esto les he descripto al egoísmo y ahora arrojaré el concepto de imprudencia sobre la mesa. ¿Qué sucedería si otra vez la historia se repitiese como está demostrado que sucede? Si en América Latina volvieran a respirarse buenos aires, y si en Europa alguna extraña crisis se instalara, ¿cree alguien que quien fue rechazado en los puertos de Europa estaría luego feliz y ansioso por recibirlos en los suyos? ¿Son así los nuevos códigos éticos de las nuevas corrientes  ideológicas?

         Gracias a Dios hay seres excepcionales en ambos continentes que no son reconocidos y que los medios de comunicación, tantas veces manipulados, jamás mencionarían. Ellos son los que deben realizar el cambio. La Demagogia Dictatorial caerá como han caído todas las cosas que no son buenas. Y desde donde me toque continuar la lucha por la libertad seguirán cayendo mis letras en el papel para seguir aleteando poesías…

Fragmento de FUGA DE FANTASMAS

Suze (Tears)

Da li zna neko zašto sam ovdje?

Svojim suzama želim objasniti

što raditi sa svim ovim strahovima

uvijek tako bliskim.

Misliš li da ću umrijeti?

Reci mi istinu, ne laž

o tome čemu živjeti

kad toliko ljudi odlazi.

Što mogu za njih učiniti

kad toliko vole svoj pakao?

Kako ih mogu razumijeti

kad mrze biti ljudskim bićima?

Što mi je zadaća u ovoj zemlji?

Što bih trebao svojim rukama učiniti?

Ako sam samo čovjek

koji jedini zna kako osjetiti ovu bol.

TIN BOJANIC ǀ Prijevod na hrvatski Maria Deyana

“Así como Madrid representaba para mí la catedral donde brindaron sermón los grandes poetas, Granada, entonces, fue como conocer la pureza de un pesebre donde se puede sentir la autenticidad del poema que irrumpe en la vida en canto enamorado. También, por allí, en La Alhambra, pude darme el gusto como poeta de subir una Escalera de Agua”.

Poeta espectral

El espejo se asusta:

me ve fantasma flaco,

desamparo en cada gesto,

hartazgo de risa encarcelada.

El piso se marea:

percibe mi deambular de náufrago,

pasos teatrales fuera del escenario,

taconeo de atención de botas sin caballo. 

La biblioteca se disculpa:

vendió hasta lo que no había leído,

refugia a mis hijos de fachada culpable,

retiene a pocos colegas sin maestría.

El escritorio se acongoja:

acepta que es inútil ante la desilusión,

extrañamos y soñamos la máquina de ensueños,

mis manos muertas sobre su estremecida piel de madera.

La heladera se apaga:

perdió su vocación maternal,

no logra congelar las brasas del hambre,

en nada colabora cuando cocino mate.

La soledad se va:

no me cree persona para abrumarme,

sin un mango para invitarla a un café;

el último abrazo murió en el exilio.

La vida se desvive:

en una sala de espera,

o de pasajeros en tránsito,

pero yo siento que es el purgatorio.

Poeta espectral:

¡alégrate que tu pluma aún te oye,

tu corazón aún busca amar,

y Dios te llevará en elegía o dejará que seas poesía!

TIN BOJANIC ǀ EL GRITO DE UN POETA

“Con el devenir de los años, se me hace más difícil explicar mis escritos, como si una vez liberados, mi tarea consistiese solamente en continuar firmándolos, diciendo en eso, sí, he sido yo el autor. Pero creo los textos se explicarán a sí mismos ante el juicio del lector: recibiendo un beso, una palmada, o posiblemente el desprecio o desinterés, donde yo ya poco o en nada participaré en aquella escena”.