Un sinfín de sniff sin ti…

Cansado de regalar la otra entrada del cine,

aburrido porque nunca ensucias tu plato,

y harto de que te levantes y huyas antes que yo…

ayer tuve miedo de concluir

que quizá no sabes esto de mí. 

Seco de arrojarte besos sin el blanco de tus labios,

infeliz por no esperar que te maquilles para salir,

y pobre por llamarte desde muy lejos,

hoy tengo miedo de aceptar

que quizá no quieres esto de mí. 

Amargado por cantarte mis poemas

sin aplausos ni bostezos como retribución,

triste porque no me cuentas tu rutina

de decirme lo que has vuelto a hacer,

y perdido por ir de la mano sin ti

a los abrazos que fueron nuestra luna de miel,

mañana sólo podrá consolarme llorar

que no querré saber que es verdad que ya no estás.

Por suerte eres la misma

Ahora que te conozco

me alegra saber que te conocía,

por ser la misma mujer que yo quería

invitarla a salir aunque dijeras que no.

En ese lugar donde calman el dolor

de poco sirve cualquier medicina

si me cura mucho más tu sonrisa felina

a pesar que me canses de sueños por la noche.

Cuando aceptes, donde nadie nos oye,

encontrarnos para saber de ti y de mí,

prometo con los ojos que intentaré

sacarte del corazón alguna herida

que me permita compensar esa emoción 

al verte, ¡tan parecida a la alegría! 

Moon love

One of my teenagehood first attemps…

“There’s no time for us

I told you once in a café,

You looked at me

While your dreams dispersed.

Don’t show me those sad eyes

Please forgive me with a smile

That lets me remember

Your happy style.

Tonight I will confess

I am deeply in love with another woman

But please don’t cry

Because it’s just the moon.

Moon love, moon love…

Love the moon…

Don’t show me that distant face

Please forgive me for my tears,

They will let you know

How sincere is my love.

There’s no time for us

I told you once in a café,

Will you wait for me until the time

I understand how far is the moon? 

Moon love, moon love…Love the moon”…

Estas ganas de vencerte

Este es un poema de mi adolescencia que encontré entre mis textos perdidos.

Teniéndote en mi pecho protegida

y sabiéndote feliz con mi felicidad

amenaza la decisión de atraparte

con estas ganas de quererte mía.

Voy a insultar a los días que no te ven

y despreciar lo que hay en mis ojos sin que estés;

cantaré sólo las canciones que te nombran

y gemiré con todas las estrellas nuestro amor.

Cuando vuelvas a besarme, por favor,

pedime que te compense con igual pasión,

pero si logro vencerte por quererte más

disfrutalo haciéndome creer que no es así.