“Nos habíamos hecho la promesa que todos los pensamientos serían comunes para los dos, y nuestras almas ya no serían en adelante más que una; ensueño que nada tiene de original, después de todo, a no ser que, soñándolo todos los hombres, nunca lo realizó ninguno”.

Charles Baudelaire

“Para no sentir el peso horrible del tiempo, que te quiebra la espalda y te inclina hacia el suelo, tienes que embriagarte sin cesar. ¿De qué? De vino, de poesía o de virtud, como quieras. Pero embriágate”.

Charles Baudelaire