Con nuestro sexo y con ese amor

amargamente interrumpidos

despertó mi corazón perdido

llorando un ensayo de adiós y dolor.

Entonces cruzaré vientos en tren

y luego saltaré un amor en avión

para igualar a la distancia de tu conclusión,

pero qué tristes verán mis ojos si no te ven.

No te deseo que así sea

ni es este el amor que yo te quiero

si para mi amar es un flagelo

sin tus ganas saciadas por mi entrega.

Todo mi ser está inspirado

por tu poesía de mujer encarnada;

sos la diosa y dueña de esta vida encantada

y dejándome ir, es dejarme abandonado.

(tren de Dublin a Foxford)

Libro Paisajes Incendiados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s