Viviendo y viajando por el mundo no puedo desentenderme de donde vengo. Tengo la causa de Malvinas en mi discurso, escucho tango todo el día, y trato de no perderme ningún partido de Los Pumas. Siempre estoy buscando yerba mate en cada mercado y cada vez que veo fuego espero encontrar comida en la parrilla.