Porque siempre jugué como si fuera la última vez, porque cuando todo parecía perdido seguí luchando, porque sabía que el cansancio se terminaba, pero lo único que no desaparecería es la satisfacción de haberlo logrado. No superando a los demás, sino superándome a mí mismo”.

Santiago Gómez Cora

Viviendo y viajando por el mundo no puedo desentenderme de donde vengo. Tengo la causa de Malvinas en mi discurso, escucho tango todo el día, y trato de no perderme ningún partido de Los Pumas. Siempre estoy buscando yerba mate en cada mercado y cada vez que veo fuego espero encontrar comida en la parrilla.