Sólo soledad

Hoy me siento amigo de Napoleón

recordando ese día que dijo triste

que sólo sabré si la amistad existe

cuando sigan junto a mí en desgraciada ocasión.

Entre aquellos que siguen aquí

se encuentra Enrique Santos

maldiciendo a los quebrantos

de un mundo que nada le importa el sufrir.

Ahora que la suerte se esconde

y la soledad tortura a mis sueños

no me rendiré ante sus mágicos pesos

ni simularé estar con ellos acorde.

Con la confianza en el destino 

no vacilaré continuar con esmero 

por este fiel derrotero

(junto a la verdad de Jorge Luis)

aunque deba verme solo y conmigo.

LA VOLUNTAD DE LA ESPERANZA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s