“Gritemos, mujer, hasta que el quebranto resucite el canto de la tripulación… Huyamos, mujer, de la propia huida que ya no hay salida en este callejón… Soñemos, mujer, para estar despiertos entre tantos muertos dispuestos a la acción”.

Luis Eduardo Aute

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s