Corazón esparcido

Es cierto que yo tuve muchos vuelos

y que mi corazón fue algo esparcido,

ay! no recuerdo haya tenido otro desvelo

más cruel como no haber sido querido.

Podría confesar algo de lo que yo he hecho

y  sé creerán la mitad de lo que he escrito,

pero yo sé cuántas noches –ay- en mi lecho

te pedí conmigo con susurro o con un grito.

Saben cada una de mis flores en derredor

todo aquello que por vos como loco (te) haría

aunque es menester que sepas que, mi amor,

sin tu mirada ya no sé si vivir, tal vez, podría.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s