“Quizá no deberíamos firmar nuestros escritos. Porque si lo que uno ha escrito es malo, mejor que dejen de asociarlo con nuestro nombre para evitar la vergüenza; y si lo que uno ha escrito es realmente bueno, está demostrado que las obras que no fueron firmadas tuvieron mayor trascendencia, y un escritor debiera perseguir el triunfo de su mensaje, y jamás la satisfacción de su vanidad”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s