“Haciendo memoria creo que esa fue una de las causas por las cuales di por terminada la carrera que cursaba en ese momento. Allí no había chicas sensibles sino calculadoras. Demoré no más de una semana en anotarme en un taller de teatro. No me convencieron las actividades a desarrollar sino la feminidad exquisita de la profesora. No estaba seguro de cuánto podía aprender sobre el escenario pero de lo que estaba seguro era de lo mucho que yo le enseñaría si la tuviera sobre el mío, en mi lecho de vino y caricias”. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s