Mi dilema

Expresarte lo que siento,

cuánto deseo verte,

es que le pido al viento

que te acerque y no perderte.

Tu dulzura me confunde

y temo que se anude

este enamorado corazón

que ha perdido la razón.

¿Qué debo hacer mujer?,

prometí dejarte,

y no hago más que admirarte.

Deseo tanto besarte

para luego decirte…

¡qué bella eres, mujer!

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s