Aquellas heridas errantes

de destino inconsciente y precipitado 

inundó con lágrimas todo lo soñado

agrediendo a tus más íntimos baluartes.

Viviendo el amor, amando a la vida,

hija y madre del vivir,

son tus hijas la expresión de la alegría… 

En momentos sólo tuyos que jamás considerarás ajenos

por vivencias tan reales que no te engañará el olvido,

sabes bien todo lo que en solitario has aprendido

y el inmenso valor que tiene sean compartidos los deseos. 

Viviendo el amor, amando a la vida,

hija y madre del vivir,

son tus hijas la expresión de la alegría… 

Cuando vuelva a indagarnos el destino, amiga mía,

y el corazón deba lidiar con lo tortuoso,

será tu ejemplar fortaleza la que nos diga:

¡que sea la vida el único estandarte airoso!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s