“Es curioso ver cómo surgen líderes entre los del pueblo reivindicando sus necesidades y, luego en el poder, parecieran obligados a la traición, como si transformados en poder dejaran de ser pueblo”.

“Vean el amor tan grande que deben ellos tener a la patria celestial por la vida eterna, cuando tanto amor tuvieron sus ciudadanos a la terrena por la gloria y alabanza humana”.

San Agustín

Juan Pomponio: Nací el 23 de septiembre en una ciudad llamada Berazategui de la provincia de Buenos Aires, en Argentina. Actualmente resido en dos lugares, vivo un poco en el barrio de Almagro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y otro tanto en un poblado de la zona sur llamado Ranelagh.

Mis obras publicadas son Salvaje (2002), Fragua Universal (2008) y Lluvias Torrenciales (2010).

Las primeras líneas las escribí allá por el año 1995 cuando contaba con 29 años de edad. 

Sentí que era escritor cuando dejé todo lo que no me interesaba (casa, familia, novia, trabajo, auto, etc.) y me lancé al mundo de la literatura sin esperar resultados. Sólo hacer lo que siente mi corazón, escribir.

Fragmento de Máquinas de escribir

Lunea

A Miguel de Cervantes Saavedra

Tiene algo de luna 

y se le parece tanto a Dulcinea

que sería mejor que Miguel la viera

para describir con precisión su inigualable preciosura.

Si alguien como yo sintiera su frescura

se vería envuelto en el siguiente dilema,

amarla hasta morir o impedir que se nos muera,

recién entonces comprenderían mi apasionada locura.

No hay mujer que posea su ternura

ni ha nacido ni vendrá al mundo otra semejante

porque Dios crea una estrella tan brillante

sólo una vez, cuando decide despojarse de mesura. 

Enamorarse es la aventura

más romántica que la vida tienta

convirtiéndose en la razón y causa para que no mienta

que querré su nombre como epitafio en mi sepultura.

Tiene algo de luna

y se le parece tanto a Dulcinea

que tiene por nombre Lunea

y por amante un soñador abrazado a su cintura.