“One of the characteristics of genius is not to let its thoughts move in the rut traced by the common herd.”

Henri Beily Stendhal

Me lo quito todo

Me voy a despojar de las ropas
Que no permitan que aprecies
Toda la verdadera desnudez 
Honesta que en mí me quede.

El abrigo del orgullo hoy será
La primer tontería que condene,
Y con la moda del cruel abismo
Encenderé la furia de la hoguera;

Las otras cosas que aún ofendan
fusiladas son en acto de perdón
Por las intenciones de mis penas. 

Y cuando nos caiga la tarde,
O cuando tus ojos  quieran,
Estaré yo, junto a mi sonrisa,
Esperándote para darte el amor…
que es lo único que por vos me queda. 

“Yo pasaba los días (con muchas de sus noches) en una redacción de diario donde todavía se respiraba ese aire cargado con aroma a tinta que uno siempre imaginó que encontraría al trabajar en un periódico, y no el olor neutro a espesura tecnológica que reina desde hace tiempo en cualquier tipo de sala en la que ya no se crea, sino que se fabrica, una publicación”.

Christian Masello

Por suerte eres la misma

Ahora que te conozco

me alegra saber que te conocía,

por ser la misma mujer que yo quería

invitarla a salir aunque dijeras que no.

En ese lugar donde calman el dolor

de poco sirve cualquier medicina

si me cura mucho más tu sonrisa felina

a pesar que me canses de sueños por la noche.

Cuando aceptes, donde nadie nos oye,

encontrarnos para saber de ti y de mí,

prometo con los ojos que intentaré

sacarte del corazón alguna herida

que me permita compensar esa emoción 

al verte, ¡tan parecida a la alegría! 

“Una sociedad será más exitosa, si en lugar de sólo castigar al hombre que contraria sus leyes, premiara al que se excediera en sus obligaciones. En el modelo de castigos bastará con mantenerse dentro de la ley, corriendo el riesgo de la mediocridad; en el caso de premios alentará conductas extraordinarias, incentivando así a la excelencia”.

(Fragmento de Gloria)