Poco es todo lo mucho que hoy me queda

en un ay de vida que dejó de ser la mía.

Sé que soy feliz en los sueños de bandera,

muerta ya mi muerte tan puta en la agonía. 

Me escondo en el mismísimo humo del habano,

que en otro tiempo convencía sutil al carcelero.

Johnny no me canta ni tampoco ya es mi trago,

¿dónde está el beso sepultado en mi entrevero?

Sigo pedaleando mi bicicleta de los miles de poemas,

aunque caigan del canasto los versos que se vuelan.

Ya no es mi aldea la que huye de una injusta condena,

soy yo el que elijo donde bailar desnudo con mis penas. 

SPLIT

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s