“La esencia del artista es crear nuevos mundos que incluyan a sus sueños para luego regalárselos a quienes no saben cómo conseguirlos. Al hacer esto la insatisfacción creadora se convierte en un círculo vicioso por no detenerse jamás la entrega, pero también sucede al mismo tiempo que ese proceso es virtuoso porque constantemente hay necesidad de crear nuevos mundos y expresarse artísticamente”.

Adentrándose

“Parece ficción; quizá mejor si lo fuera. Tiene dolor real; tal vez no debió haber sucedido. Así opinan, y en distintas lenguas, lo que unos aseguran desmintiendo lo que afirman otros. Se acusan en aleteo histriónico, cual político, los del ala de izquierda y los del ala de derecha. Pero el pueblo es el corazón del ave que desea su libertad, que sin coordinación de su cuerpo tendrá por siempre torpe el vuelo. Se enfrentan en revanchismo geográfico, cual racial, los de Europa con los de América. Entristeciendo y embelleciendo, artesanal y cínicamente, ese vacío nunca lleno desde que no ha sido el fin de la historia, y que permanece atormentándonos por aún estar perdidos cuando nos aventuramos en declararnos evolucionados o involucionados. Todo sigue igual, poco habrá cambiado, si los discursos son parecidos a los anteriores y los personajes no difieren, confundidos, soñando enfrentarse a muerte y deseando quitarle la vida al enemigo. Se atacan por supuesta legítima defensa. 

Porque la política tiene sus trampas, es curioso ver cómo surgen líderes entre los del pueblo reivindicando sus necesidades y, luego en el poder, parecieran obligados a la traición, como si transformados en poder dejaran de ser pueblo. Por otra parte, los grandes poderes políticos y económicos del globo, en un suicidio de principios, financian grupos armados para atacar a otros poderes, constituidos iguales a los de ellos, desvirtuándolo todo”…

Fragmento de Sonámbulos del Imperio Austrohúngaro; Astucias dialécticas

Porque el amor

Entre tantas dálmatas buscándome por locas

para saciarse con mi cuerpo y quitándome dinero,

y entre tantas mentiras de perfiles nunca finos,

me quedo con vos, porque sólo buscabas amor. 

Porque el amor…

que no es nunca un juego de besos efímeros,

lleva consigo paciencia, voluntad y valor.

Entre tantas veces que yo te he visto cuando irte

porque yo no entendía o por no saber bien qué hacer,

y entre tantas veces que decidiste vos por mí volver,

me quedo con vos, porque sólo buscabas amor.

Porque el amor…

que no es nunca un juego de besos efímeros,

lleva consigo paciencia, voluntad y valor.

Qué lío se armó

Enero en el hemisferio sur es caluroso. Y como en este año pocos han podido irse de vacaciones, pareciera que la gente está estancada emanando sus broncas y haciéndolo a todo aún más caluroso. Que sí, a las Tierras de Adrogué le falta un río, o un mar.  Siempre imaginé que donde está la Avenida Espora debería estar la playa, o donde la Avenida Yrigoyen, así la tengo más cerca de casa…

         ¿Qué te pasa celular? ¿Quién llama…? 

Agustín – Fin del Mundo, buenas tardes.

Pedro – Hola, ahijado, te habla tu padrino, ¿cómo estás?

Agustín – ¡Eh!, ¿cómo estás? ¡Qué sorpresa!

Pedro – Quería llamarte para saludarte por el Año Nuevo y también para ver cómo estás con todo este lío que ser armó por allá. Estoy con la familia en Milano y la verdad que las imágenes que vimos por la televisión nos han dado mucho miedo. 

Agustín – Sí, acá se desarmó el país, es un naufragio. ¡Qué bueno que estás más tranquilo por allá! Qué bueno que llamaste…

Pedro – Estuvo un poco montada toda la caída de De la Rúa, parece, ¿no?

Agustín – Yo creo que la gente quería que se fuera, pero lo que no entiendo es que se hayan conformado con este cambio de muñecos sin elecciones. Fue muy jodido en la Plaza de Mayo durante el alzamiento y aún no se sabe cuántos murieron. Los peronistas, luego, aprovecharon la movida, eso está claro…

Pedro – No, esos qué van a ser peronistas, son una manga de oportunistas. 

Agustín – Qué sé yo, esto es un lío bárbaro. Dentro de poco no vamos a tener ni para el mate. En una de esas te voy a visitar por Europa, que allá todavía el Sistema funciona. Yo me había ilusionado el mes pasado con que se venía un cambio, y ahora veo que vamos para peor…

Pedro – Bueno, habrá que ver que se acomoden las cosas y ver qué pasa. Leo todos los correos que me envías y si no te contesto inmediatamente es porque estoy viajando mucho con la compañía. Veremos cuándo me hago una visita por allá y si necesitas algo avísame. Mándales saludos a los viejos. 

Agustín – Gracias, gracias. Cuidate por allá y te tengo al tanto de lo que ocurre por acá. Ya estoy llegando a casa así que avisaré que llamaste. Te mando un fuerte abrazo y nos vemos pronto, por acá o por allá. 

ASADO ALBANTES